ESPAGUETTIS CON TOMATES, AL AJO NEGRO

Sencillo en ingredientes y elaboración, este plato es una autentica maravilla y como veréis posibilita muchas variantes.

INGREDIENTES

Para cuatro personas.

  • 300 grs. De cebolla (más o menos).
  • Dos dientes de ajos blancos.
  • 3 ó 4 cucharadas soperas de aceite de oliva v.e. , una cucharadita de azúcar y medio vaso de vino tinto si tenemos.
  • 2 Kg. De tomates bien maduros o si tenemos prisa, 1 Kg. de tomate frito.
  • Dos hojas de laurel, una cucharadita de pimentón (dulce o picante al gusto) y media cucharadita de orégano.
  • 500 grs. De espaguettis, macarrones, tallarines, ñoquis, etc.
  • 500 grs. De carne de ternera o de cerdo, picada, cortada en trozos pequeños o entera.
  • 5 ó 6 dientes de ajos negros, cortaditos no muy pequeños.

ELABORACIÓN

* Picamos las cebollas y los dos dientes de ajos blancos, los agregamos en una cazuela con aceite caliente, antes de que se doren, agregamos la carne, rehogamos 5 minutos a fuego fuerte, removiendo.

* Agregamos los tomates frescos pelados y cortados en dados o triturados según nuestro gusto.

* Agregamos la pizca de azúcar y el vino tinto (si nos apetece), de esta manera el tomate perderá acidez.

* Agregamos la sal el laurel y el orégano.

* Si hemos utilizado tomates naturales, lo dejamos con fuego bajo durante unas dos horas, si el tomate era frito, unos 40 minutos.

* Siempre podemos probar e ir corrigiendo, una manera de hacerlo es mojar un pedacito de pan y saborearlo.

* Cuando nos parezca que esta bien, le agregamos el pimentón, dejamos un par de minutos y retiramos del fuego.

* Dejamos reposar unos 5 minutos y le agregamos los ajos negros.

* La pasta elegida, la hervimos el tiempo aconsejado por el fabricante, en abundante agua salada. Escurrimos, la volcamos en una fuente profunda si es posible de barro o cerámica, le agregamos inmediatamente unas cuantas cucharadas de la salsa de tomate para que se frene la cocción y no se peguen.

* Emplatamos y cubrimos con abundante salsa de tomate.

Llevamos a la mesa, donde y si nos gusta, le espolvoreamos un buen queso rallado. SI ESTUVIERAMOS EN ARGENTINA PODRIAMOS DECIRLE A LOS COMENSALES “ESPERO QUE LES GUSTEN ESTOS FIDEOS CON TUCO”.

.

VOLVER A RECETAS >